Rol en Vivo Killer: el círculo mortal

El viernes 8 de diciembre, de 22:00 a 23:59, jugaremos en Multiverso al juego de rol en vivo Killer, con el escenario de “El círculo mortal”. No sabrás quién juega y quién no. Solamente cual es tu objetivo, y que alguien trata de matarte (tranquilo, sólo pegándote una pegatina).

La primera norma del juego es que no se habla del juego

Está prohibido comentar con nadie que os habéis apuntado, y vais a jugar. No vale buscar ayuda ni cómplices. Si alguien os oye hablando del juego durante el juego os podrá denunciar y tendréis que suicidaros. Así que ya sabéis, mantened la boca cerrada excepto para beber, porque os mojaríais la camisa, y no queremos eso.

Cómo apuntarse

Apúntate antes del miércoles 6 enviándonos por email a info@multiversobar.es una foto de tu cara y tu nombre completo (como pone en tu DNI). La cara debe ser reconocible y no vale venir disfrazado, ¡bajo pena de muerte (en el juego)!

Cuándo se juega

El juego comenzará el viernes 8 con la apertura del bar, a las 19:00, y a partir de entonces los asesinatos serán válidos, pero será obligatoria la presencia de TODOS los jugadores desde las 22:00 hasta que finalice el juego o hasta su muerte. Si un jugador no ha aparecido a las 22:10, morirá automáticamente, y el jugador que lo tuviese como objetivo habrá conseguido su primera víctima.

Fin del juego y ganadores

El fin del juego se alcanza cuando solamente queda un jugador vivo (caso A), o cuando se alcanza el límite de tiempo a las 23:59 con varios jugadores vivos (caso B). En el caso A, el jugador ganará un cóctel y una insignia de Multiverso. En el caso B, todos los jugadores vivos se llevarán un chupito gratis pero sólo el que haya asesinado a más jugadores conseguirá la insignia.

Instrucciones

Cuando llegues a Multiverso, pregunta en barra y recibirás un sobre con tu nombre, que contendrá la foto y nombre de tu objetivo, y el arma que deberás usar para asesinarlo: pegatinas rojas. A partir de ahí tu trabajo es localizarlo y lograr pegarle una pegatina sin que se de cuenta. Pueden pasar dos cosas:

  1. Si te pilla antes de que la hayas pegado, deberá gritar ¡te pillé! Entonces, tú tienes que salir del bar (puedes volver a entrar inmediatamente). A partir de ahora lo vas a tener mucho más difícil para pillarlo por sorpresa, pero así es la vida de un asesino.
  2. Si logras pegarle la pegatina, no hace falta que digas nada. Después de todo no te interesa descubrirte como asesino. Espera a que él mismo se de cuenta de que lleva una pegatina. Entonces, la víctima deberá escenificar su muerte, y colgar su sobre del tablón de muertes (en la “cabina de dj” que hay en el centro de la barra). Una vez su sobre esté en el tablón, dale a un camarero la foto de tu víctima (mejor si ya de paso nos pides una birra o algo para disimular). El camarero cambiará esta por el sobre y te entregará a ti la foto de tu nueva víctima (que es la que era la víctima del que acabas de asesinar). Este proceso se repetirá hasta que te maten, o no te queden más victimas. En el segundo caso ¡enhorabuena! eres el ganador.
Publicado en Sin categoría.